Un pequeño ejemplo de que si das, la vida te devuelve…

Publicado: diciembre 15, 2012 en Reflexiones cotidianas.-

Esta mañana, después de una súper Master class de defensa personal, me fui con mi compi a desayunar a Rodilla.

El caso es que con lo que consumías te daban un papel para poner puntos y conseguir un peluche pequeñito.

Cuando estaba desayunando, escuché que una niña de 5 años le decía a su hermanita de 3: “Joooooo… Yo no tengo la culpa de que solo nos hayan dado tres puntos…”.

Y entonces la llamé y le pregunté si quería mi punto. Me contesto rotundamente: “Sí, por favor”. Lo despegué de mi papel y juntas lo pegamos en el suyo. Se fue muy contenta.

Diez minutos después llegó un hombre de unos 40 años al que también le dieron un papelito y un punto. Cuando acabó de desayunar me miró y me dijo: “Oye, te doy mi punto! Que yo no lo voy a usar!!”. Le di las gracias. Después sonreí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s