Una tarde para mí.

Publicado: noviembre 18, 2011 en Reflexiones cotidianas.-

Esta tarde he podido, por fin, hacer lo que me dio la gana.

Y entre lo que me dio la gana estuvo comer con un amigo a las 4 (y no a las 2) de la tarde; ponerme unas mallas grises con mis Converse azulitos, un foulard cualquiera y mi súper chubasquero azul eléctrico; tomar un café con el mismo amigo; cogerme un taxi con un novato al que el suegro convenció de que ser taxista era buena idea…; hacer cosas de chicas para estar más guapa; pasear (con las pintas descritas) por la calle Castelló, Goya, Velázquez, Serrano….; descubrir que la calle Castelló es ideal para comprar ropa de niños; cruzarme con un doble de Steve Jobs; mojarme con la lluvia; entrar en mi tienda favorita de ropa interior y salir con una bolsa….; cogerme otro taxi y, por fin, decirle al taxista que por el otro lado se llega más rápido…

Y ahora estoy en casita, en un rato cenaré una pizza y después… Bienvenida de soltera!

Sí, por fin ha acabado la semana!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s