Archivos de la categoría ‘Amor se escribe sin hache.-’

Me acaba de dar la risa sola pensando en algo que dije la madrugada del domingo…

Sí, qué le voy a hacer… Hoy tengo el día espesito… No me apetece nada trabajar… Los tres borradores de demanda siguen a medio hacer… Me apetece escribir, sí, pero no sobre reclamaciones de cantidad consecuencia de incumplimientos contractuales… Ni sobre ejecuciones de sentencia que al imbécil de turno no le ha apetecido cumplir, para variar, claro…

En fin, que me acabo de reír sola, como decía, pensando en algo que dije el sábado por la noche, con una cara tremendamente seria (puedo imaginarla) y con una aplastante sensación de “lo estás haciendo otra vez”.

¿Qué dije? “Ya soy mayorcita, así que, si no te importa, lo que me conviene lo decido yo. Jamás voy a permitirte que decidas por mí”.

¿Por qué me acabo de reír? Fácil: siempre que he dicho eso y a continuación he tomado una decisión… Me he equivocadoooooooo!!!! Si bien es cierto que la primera decisión tomada después de pronunciar esas palabras fue pedirme otra copa, no es menos cierto que mi cuerpo (compuesto por cabeza y corazón) decidió algo más.

Así que, señores, les avanzo que la madrugada del domingo 13 de noviembre decidí, en resumidas cuentas, volver a equivocarme.

Sí, esta vez seré yo misma la que me diga: “Ya te lo advertí, Sabela, ya te lo advertí…”.

Claves del amor¿? (I).-

Publicado: noviembre 14, 2011 en Amor se escribe sin hache.-

Conocer gente siempre mola pero mola especialmente cuando esa gente es extraña, cuando tiene pensamientos poco frecuentes, cuando es gente incansable que busca, busca y busca, cuando es gente que no debería morir nunca…

Es lunes, el cielo está blanco y no llueve. Pero hace frío.

El sábado conocí a dos personas. La verdad es que ya las conocía pero se comportaron como completos desconocidos.

Por eso ahora digo que conocer gente siempre mola pero mola mucho más cuando conoces a quien ya conocías de nuevo y consigue sorprenderte.

¿Será ésa una de las claves del amor? ¿Conocer todos los días a esa misma persona y que cada uno de esos días consiga sorprenderte…?

Seguiré investigando e informando…

Odio estas sensaciones… Dios. Las odio con todas mis fuerzas.

Vienen e invaden mi cuerpo… Y entonces mi mente se bloquea porque sabe que esas sensaciones van a traer recuerdos que preferirías no tener.

Es horrible. Tu mente se bloquea y se desbloquea. Y entonces, ahí estás: metida en la mierda.

Y recuerdas la mayor de las estupideces: cuando eran las 9 de la noche de un domingo cualquiera, tenías que ir a lavarte el pelo y le pedias unos minutos más de mimos en aquel sofá de piel blanca mientras veíais otro capítulo de Friends…

Y algo se revuelve en tus entrañas. Y cae la primera lágrima y detrás de ellas todas las demás que estaban ahí desde… Yo qué sé desde cuándo.

Esto tiene que acabar.

Ha pasado demasiado tiempo ya.

No puede seguir doliendo.

¿Por qué cuando quieres, quieres tanto?

¿Subidón?

Publicado: julio 21, 2011 en Amor se escribe sin hache.-

Nunca sabes lo que va a pasar… Da igual que seas Leo, y que te rayes mil, y que pienses en todas las posibilidades, que reflexiones para llegar a conclusiones, que enumeres pros y contras, que decidas… Porque al final, la vida hace lo que le da la gana.

Unas veces me enfada esta capacidad de decisión que tiene mi vida sobre mí; otras, sin embargo, me sorprende y alegra.

Y mira que la alegría y la sorpresa están provocando que me vaya por mi tercera botella de agua en lo que llevamos de mañana y que tenga un ligero dolor de cabeza, pero…

Ayer me sentí bien.

Me teletransporté a tiempos pasados viviendo el presente y volví a sentir esa paz, esa tranquilidad que es tan necesaria y a veces tan escasa, en este mundo que gira tan tan rápido.

En fin, que ayer fue una buena noche. Y que hoy tengo un subidón majo, que dure lo que dure, se agradece, la verdad.